Instalación de radiadores para calefacción

instalacion de radiadores de baja temperatura en marbella

La instalación de radiadores para calefacción es una de las soluciones más eficaces para no pasar frío. En Málaga tenemos inviernos húmedos por nuestra cercanía al mar Mediterráneo, lo que hace que la sensación térmica sea de mucho más frío. Veamos cuáles son las soluciones más modernas para mejorar el confort sin que se descontrole el consumo de gas o electricidad.

Radiadores de baja temperatura

Si tu presupuesto es ajustado, los radiadores de baja temperatura son la primera opción que debes valorar. Un radiador tradicional hace circular agua caliente por sus tuberías a unos 70º centígrados, en cambio un radiador de baja temperatura tan sólo necesita llegar a unos 40º centígrados.

Ambos tipos de radiadores proporcionan un calor de forma constante, sin embargo los tradicionales conectados a una caldera de gas o gasoleo consumen mucha más energía. Por eso los encendemos y apagamos sólo cuando pasamos frío. En cambio un radiador de baja temperatura está encendido todo el tiempo, y aún así consume menos energía, porque se calientan mucho más rápido y funcionan con agua tibia.

La diferencia es enorme, ya que con un radiador de baja temperatura tu hogar o negocio permanece a una temperatura constante durante todos los meses de frío. Olvídate de tener que encender la caldera o programarla para que caliente tu hogar en el menor tiempo posible. Con radiadores de baja temperatura siempre tienes una temperatura estable y confortable.

Si alguno de los miembros de la familia pasa muchas horas en casa, si trabajas desde casa, si tienes mascotas, o simplemente si quieres llegar a casa y disfrutar de una temperatura agradable de día y de noche invierte en radiadores de baja temperatura.

Radiadores de baja temperatura con bomba de calor

Si tu presupuesto te lo permite nuestro consejo es que inviertas en radiadores de baja temperatura con bomba de calor. En el apartado anterior ya hemos explicado las principales ventajas de este tipo de radiadores. Ahora imagina que hasta un 75% de la energía calorífica que necesita tu radiador la obtienes del aire exterior, ¡incluso aunque fuera tengas -20ºC!, esto lo consigue una bomba de calor de aerotermia.

La aerotermia está catalogada como «energía renovable», ya que no tiene emisiones y la mayor parte de la energía que producen estas bombas de calor la obtienen del aire. La calefacción por aerotermia con radiadores de baja temperatura es uno de los sistemas de calefacción más eficientes del mercado.

Estas son las ventajas más destacadas de los radiadores de baja temperatura que instalamos en Marbella:

  1. Hasta un 80% menos de agua: Al contener menos agua la caldera necesita calentar un volumen menor, lo que reduce el consumo y permite alcanzar la temperatura deseada en menos tiempo.
  2. Funcionamiento silencioso: A pesar de contar con varios ventiladores dentro del aparato para mejorar su rendimiento, éstos son totalmente silenciosos.
  3. Panel de mando sencillo e intuitivo: Para que sea fácil a la hora de encender, apagar o configurar la temperatura y el modo de funcionamiento.
  4. Varios modos de funcionamiento: Según tus necesidades se puede programar para que funcione en modo económico, a máxima potencia si hace mucho frío o por ejemplo en modo automático para alcanzar la temperatura deseada lo antes posible y luego mantenerla.
  5. Standby automático: Si es la caldera la que controla la temperatura el aparato detecta el corte de flujo y se pone en modo espera.
  6. Sin riesgo de quemaduras: Si hay niños en casa mejor tener radiadores cuya superficie no queme.
  7. Menor sequedad en el aire: Como no utilizan agua tan caliente el aire que emiten es menos seco que con radiadores convencionales.
  8. Estéticamente más atractivos: Su tamaño reducido y el hecho de tener las tomas y racores ocultos proporcionan un estética vanguardista.

Este tipo de equipos pueden funcionar con calderas de gas o gasoil, pero lo ideal es que se conecten a sistemas más eficientes y ecológicos como la aerotermia, la energía solar o la geotermia.

¿Instalación de radiadores o suelo radiante?

Tanto los radiadores como el suelo radiante utilizan agua caliente para calentar las estancias. Sin embargo la primera diferencia que nos encontramos es que al agua que circula por los radiadores tiene una temperatura de entre 60º y 80º centígrados dependiendo de si son de aluminio o acero. En cambio por las tuberías de suelo radiante el agua circula a entre 30º y 40º centígrados.

Como es lógico unos radiadores conectados a una caldera de gas o un sistema eléctrico van a consumir muchísima más energía que un suelo radiante. Si te estás acordando de los radiadores de baja temperatura, efectivamente, funcionan con una temperatura similar y por tanto también los podemos conectar a una bomba de calor de aerotermia.

¿Qué es más barato el suelo radiante o radiadores? La inversión económica es mayor en la instalación de calefacción con suelo radiante que unos radiadores. Sin embargo, es cuestión de hacer unos sencillos cálculos teniendo en cuenta el ahorro energético. Probablemente en pocos años se habrá amortizado la inversión en un suelo radiante.

Pero no todo es cuestión de ahorro, otra gran diferencia es la superficie de emisión de calor. Mientras un radiador limita su superficie de emisión al tamaño del aparato, el suelo radiante utiliza todos los metros cuadrados de una estancia como emisor de calor. Esto es así porque hacemos circular agua caliente por un circuito de tuberías que instalamos debajo del suelo.

¿Cuánto tiempo tarda en calentar el suelo radiante? Un sistema de calefacción radiante funciona de forma continua para que sea más eficiente. En poco tiempo notas el suelo caliente, pero para calentar todas las estancias vas a necesitar unas 24 horas. A partir de ahí se mantiene estable durante todo el otoño e invierno, siendo mucho más barato que encender y apagar cualquier otro equipo de climatización.

Otra gran ventaja es que la calefacción por suelo radiante reparte el calor de forma uniforme. No se acumulará en zonas como ocurre con un radiador ni crea corrientes de aire. Es la opción ideal en obra nueva o si estás pensando en rehabilitar tu vivienda o negocio.

Es cierto que la instalación del suelo radiante es más compleja porque requiere obras, pero si tenemos en cuenta el ahorro de energía a largo plazo y el confort de tener las estancias siempre a una temperatura estable y agradable, realmente vale la pena.

Si este tipo de soluciones te interesa y te gustaría tener un presupuesto contacta con nosotros. El Climanova una de nuestras especialidades son los sistema de calefacción. Somos expertos instalando equipos de calefacción con aerotermia en Málaga.

Contacta y pide presupuesto

¿Quieres un presupuesto o más información? Contáctanos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible


Compartir publicación